El jugón asiste a jornadas

La enfermedad que sufrimos los jugones llega a su estado crítico en el momento en que asistimos a jornadas. A lo largo de toda nuestra geografía son muchas las jornadas que se organizan y que sirven de punto de encuentro a muchos jugones cada año, así que es fácil que cada uno de nosotros pueda asistir a alguna, ya sea por cercanía o por coincidencia en fechas. Me apunto escribir una entrada con todas ellas en el futuro.

“La enfermedad que sufrimos los jugones llega a su estado crítico en el momento en que asistimos a jornadas.”

Personalmente creo que hay un antes y un después en el jugón en el momento en el que empieza a asistir a jornadas. En mi caso está claro. Mi primera asistencia a una jornada fue el año pasado. Asistí a Zona lúdica en Mollina allá por el mes de abril. Sólamente fuí un día (medio día en realidad), y fuí con un par de amigos. No hicimos nada más que jugar a un juego y saludar a algunos conocidos de Málaga que formaban parte de la organización, pero ya me sirvió para darme cuenta del buen rollo que había en estos eventos.

“creo que hay un antes y un después en el jugón en el momento en el que empieza a asistir a jornadas”

Después de mi primera asistencia a Zona lúdica asistí a las Jornadas Tierra de nadie (TDN), el Festival Internacional de Juegos de mesa en Córdoba, y de nuevo este año a ambos eventos en Mollina. Ya tengo claro que asistiré a todas las que la distancia y la disponiblidad me permitan. Y es porque después de asistir a alguna, ya sabes lo que hay en ellas. Las jornadas están llenas de personas que se pasan mucho tiempo en internet, y conocen a otros muchos usuarios solo por este medio, pero es cuando llegan las jornadas cuando conocen por primera vez a éstos con los que mantienen conversaciones a lo largo del año por foros, comentarios en blogs y posiblemente Twitter. Sin darme cuenta acabo de describir al ‘Jugón’ típico. Yo soy uno de ellos quizá, y puede que tú también. La cosa es que después de compartir mesa, y como somos gente a la que nos gusta el cachondeo, compartimos unas cervezas, unas tapas, y lo que se tercie. Las jornadas existentes en nuestro país son de muchos tipos. Hay jornadas más familiares, en las que asisten muchos padres y madres con sus hijos y juegan con ellos. También hay otras jornadas en las que se comparte lugar con otras aficiones que hasta nosotros consideraríamos frikis y contemplamos con asombro como puede ser el rol en vivo. Sean unas u otras seguro que cerca de donde vives puedes asistir a alguna, y si no es así ¿por qué no organizar unas? Ya sea por conocer gente, por jugar a juegos, o por tomarte esas cervezas a las tantas que tan bien sientan, piensa en acudir a las próximas jornadas de juegos de mesa que puedas. Y para concluir, una pequeña relexión:

“No hay que ser un jugón para asistir a jornadas, pero hay que asistir a jornadas para ser un jugón.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s